Franja Morada (I)

En Defensa de la Autonomía Universitaria y la Educación Pública… ¡¡¡siempre!!!

Con el pretexto de establecer “derechos” y “deberes” de los docentes, un grupo de diputados nacionales del bloque kirchnerista buscará imponer  un proyecto de ley que profundiza el modelo de universidad que nació en los noventa al calor de la reforma del Estado que impulso la dupla MENEM-CAVALLO.

A través de reformas parciales el oficialismo intenta garantizar “la estabilidad” en el cargo a los docentes regulares, en tanto que, a los docentes interinos, les otorga una “ciudadanía universitaria” en lugar de garantizar a las Universidades públicas el presupuesto que permita la creación de nuevos cargos para promover la “movilidad docente” a cargos de mayor jerarquía a través de concursos periódicos, públicos de antecedentes y oposición, al mismo tiempo que elimine la precariedad laboral de los docentes interinos, regularizando su situación. Es notable como el proyecto nada dice acerca de la situación de miles de  docentes que cumplen tareas en carácter de adscriptos “ad honorem”.

La estabilidad docente que propone el kirchnerismo conduce al desarrollo de un sistema (pre reformista) de “cátedras vitalicias” conformadas por camarillas docentes, que además ya controlan el sistema de “evaluación de calidad”, “acreditación”, y el ingreso a la carrera de docencia e investigación.

Este modelo TECNOCRÁTICO  y de AJUSTE que centra la universidad en torno a los intereses de los docentes y  no en las necesidades de los estudiantes y de la sociedad, fue rechazado por la mayoría de los universitarios, entre ellos, por numerosos docentes, estudiantes y jóvenes graduados que no quieren maquillajes a la vieja ley, sino que demandan la discusión de una NUEVA LEY DE UNIVERSIDADES PÚBLICAS que garantice los principios de Autonomía, cogobierno, libertad de cátedra, concursos periódicos con participación estudiantil, gratuidad, ingreso irrestricto, presupuesto adecuado para la función de docencia, investigación y extensión, vinculadas a las necesidades sociales y productivas de cada región.

Por el contrario, el proyecto kirchnerista insiste en la equiparación entre Universidades Públicas y privadas previstas enla L.E.S. menemista. Así, el proyecto pretende regular de manera igualitaria a los docentes de sector privado con los del ámbito público. Sin embargo, la relación laboral emerge de instituciones que tienen un objeto distinto, mientrasla Universidad Públicadebe garantizar la igualdad de posibilidades y de formación de las nuevas generaciones de profesionales que contribuirán al desarrollo y el bienestar dela Nación; las universidades privadas han demostrado hasta aquí que primero son un negocio rentable y en segundo término un mediocre complemento de la educación pública.

La lista de situaciones controvertidas se incrementa cuando en el Art. 3 del proyecto de ley, que incorpora mayores deberes a los docentes, en tanto que, en su  Inc. “b” enuncia como deber “el cumplimiento de los lineamientos integrales de las políticas educativas de la Nación” subordinando o condicionando la enseñanza de la educación superior a los requerimientos y necesidades del Gobierno.

El proyecto con los objetivos así planteados confunde la misma concepción de Universidad Nacional, ya que éstas son personas jurídicas de derecho público no entes descentralizados y dependientes del PEN. Es decir, este proyecto es una exacerbación del uso del poder de policía con pretensiones de reglamentar cuanta institución exista.

Situación que no solo no es viable legislativamente sino que choca con las propias atribuciones que tiene el Congreso dela Nación(Art 75 inc19 CN) poniendo en jaque los objetivos y funcionamiento dela Repúblicaa partir de vulnerarla Autonomía Universitariaen su totalidad. Menoscabando el principio logrado conla Reforma Universitariade 1918 como, el acceso y permanencia en la docencia universitaria mediante concursos públicos, abiertos de oposición y antecedentes, garantía real no solo de la actualización de la enseñanza pública, sino pieza fundamental para la elaboración del conocimiento libre y crítico. Evitando el cristalización del saber y los dogmatismos, que son  comunes y  propios de los regímenes o “modelos” totalitarios que buscan la acumulación de poder y la manipulación de la verdad.

Por todo ello, Franja Morada en su conjunto, a la largo y a lo ancho de nuestra Patria llama nuevamente a Defender a la Universidad Pública Argentina, convoca todos los actores políticos del sistema de educación superior, Rectores, Decanos, Consejeros Directivos, Gremios y miembros de los máximos órganos de gobierno de las Universidades Nacionales, es decir los Consejos Superiores y Asambleas Universitarias   para que se declaren en rechazo y repudio a esta iniciativa por ser  violatoria y menoscabar la Autonomía Universitaria y la Educación Pública en su totalidad, principios irrenunciable de una sociedad que pretende crecer  siendo  justa, igualitaria, libre y democrática.

“No es el tiempo el que nos da derecho a permanecer sino muchas de las injusticias que nos dieron origen y que aún siguen vigentes”

MESA NACIONAL FRANJA MORADA

Buenos Aires, 3° DE Julio de 2012

Secretario General

Emilio Bruno

Secretarios Adjuntos

Emilia Cabrera Horn

Leandro Lobato

Enrique Mercado

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: