Archive for the ‘ Literatura ’ Category

Larga vida a la tinta electrónica

Arantza Larrauri, la directora de una empresa que distribuye libros digitales en todo el mundo, habla del declive del texto impreso y del largo porvenir del e-book.

POR HORACIO BILBAO

 

 

En tiempos de crisis como la que viene sacudiendo a España durante los últimos años son pocos los rubros económicos que muestran números positivos. El mundo del libro no escapa a esta realidad. Y si a esto le sumamos las dificultades que impone el cambio de paradigma, la transición de los soportes físicos a los digitales, el escenario de los “mercados culturales” se vuelve todavía más complejo.

Contra viento y marea, el mundo de los e-books sigue creciendo. El libro digital llegó para quedarse. De manera tibia todavía en el mercado español, pero con un horizonte a la vista (en los Estados Unidos ya son más de 3 de cada 10 las personas que cuentan con un dispositivo de lectura digital y los títulos en inglés superan los 3 millones). Sobre la evolución del mercado español charlamos con Arantza Larrauri, la directora de Libranda, un exitoso emprendimiento, el mayor en castellano, que distribuye y gestiona contenidos y servicios digitales para 45 grupos editoriales. Surfeando la marea de la crisis, la firma que timonea Larrauri, una sociedad constituida por 7 grupos editoriales de España (Planeta, Random House Mondadori, Santillana, Roca Editorial, Grup62, SM y Wolters Kluwer), se ha vuelto una alternativa seductora para aquéllas editoriales que no se deciden o no pueden crear sus propias plataformas digitales. Libranda distribuye actualmente el contenido de los editores en 120 tiendas de todo el mundo; entre ellas Amazon, Barnes&Noble y Google. Larrauri aclara que no nacieron para competir con estos gigantes tecnológicos: “Somos una empresa de servicios, no un canal de venta, por tanto no competimos con las tiendas sino que trabajamos con todas ellas tras el objetivo de que los libros de los editores tengan la mayor presencia, visibilidad y difusión posible y estén al alcance del máximo número de lectores”. Las posibilidades de la autopublicación, la competencia entre tablets y readers, los sistemas de copyright y la política de precios, temas de una entrevista que anticipa la visita de la compañía española a nuestro país.

 

-¿De qué magnitud es la declinación del libro impreso?

-La tendencia varía en función del lugar, pero en España, la caída de las ventas del libro impreso en el mercado trade (ficción + no ficción + infantil y juvenil, excluyendo libro de texto) entre 2009 y 2012 ha sido del 23 por ciento.

 

-El porcentaje de catálogos digitalizados sigue siendo muy bajo en el mercado español, ¿qué se necesita para que cambie?

-Hasta la fecha, el esfuerzo de la digitalización se ha centrado fundamentalmente en las novedades y podemos decir que, afortunadamente, la gran mayoría de editoriales lanzan al mercado simultáneamente el libro en formato papel y en formato electrónico. Falta, no obstante, digitalizar el fondo editorial. A medida que el número de lectores aumente (actualmente el mercado del libro electrónico en español supone aproximadamente un 2 por ciento del mercado del libro), la inversión de la digitalización del fondo será rentable y se llevará a cabo. El libro electrónico sólo tiene una dirección posible: crecer. Es cuestión de tiempo.

 

-¿Cuál será el lugar de la autopublicación, la posibilidad de que autores, más o menos conocidos, se distancien de las editoriales y encaren su negocio?

-Mientras el papel mantenga una cuota importante del mercado no creo que los autores que han consolidado su relación con una editorial se autopubliquen y encaren de forma independiente su propio negocio digital ya que las editoriales están negociando conjuntamente los derechos de autor en todos los formatos. No obstante, sí puede haber algún autor muy importante, un autor que en sí mismo sea una “marca”, que pueda permitirse mantener los derechos digitales y gestionar sin editor la venta de su obra en formato electrónico. En cuanto a las plataformas de autopublicación en formato digital (incluyendo a veces la posibilidad de print on demand) para autores noveles o menos conocidos, creo que son un fenómeno que seguirá creciendo y que en algunos casos puntuales servirá de “cantera” para que las editoriales puedan identificar autores interesantes y originales. Lo curioso es que algunas de estas plataformas de autopublicación se plantean ofrecer a sus autores servicios de asesoramiento, corrección, edición, promoción, marketing, gestión de redes sociales e incluso publicarlos bajo un sello editorial digital. Esto significa que empiezan a ofrecer servicios editoriales, a querer convertirse en editores. Pero no me imagino un futuro del libro basado en la autopublicación. El libro seguirá pasando por las editoriales. El editor aporta valor al autor / creador y también al lector y será siempre necesario.

 

-Hay nuevas experiencias de lectura. Libros multimedia, por entregas… pero en materia de e-books, manda la tinta electrónica, es decir, lo más parecido a la experiencia de lectura en papel. ¿Habrá modificaciones sustanciales en este sentido?

-Es difícil preverlo porque en el mundo de la tecnología los cambios se suceden vertiginosamente y pueden surgir nuevos dispositivos con nuevas soluciones de lectura, mejores que las actuales. Sin duda, la tinta electrónica de los readers es fantástica. Es la tecnología que mejor imita al papel. Sin embargo, la lectura en dispositivos como los tablets está creciendo ya que para muchas personas no es inconveniente que la pantalla esté retroiluminada. Vemos ese crecimiento en el aumento de las ventas de algunas tiendas online que únicamente cuentan con apps de lectura para tablets y smartphones.

 

-¿Qué posición personal tiene frente al uso del polémico DRM? (Digital Right Management o Gestión de derechos digitales, es un término que hace referencia a los sistemas de control de derechos de autor que utilizan algunas editoriales para prevenir –o impedir– la duplicación de sus contenidos) 

-Creo que un sistema de gestión de derechos digitales que sea equilibrado en cuanto a las posibilidades que ofrece a los lectores que adquieren el libro, un sistema que sea imperceptible en el proceso de compra y de lectura del libro y que por tanto permita disfrutar cómodamente del contenido, es legítimo. Sin embargo no creo en los sistemas de DRM excesivamente restrictivos en las posibilidades que ofrecen a los lectores ni en aquellos que se han diseñado de forma que dificultan o entorpecen el proceso de acceso y lectura al contenido. Considero que estos últimos son sistemas que desincentivan al lector, le desaniman y disuaden.

 

-Desde hace un tiempo vienen sumando a su catálogo libros de editoriales y autores latinoamericanos. ¿Cuál es el mercado en España para ellos?

-El impacto en ventas todavía no es muy significativo porque lo que se observa en el mercado español es que los libros electrónicos que más se venden son aquellos que también se han vendido más en papel, que han sido a su vez los más promocionados en ambos formatos en el mercado local. No obstante, es una cuestión de tiempo y de esfuerzo promocional que estos autores sumen lectores en España. La oportunidad existe.

 

-La pregunta de siempre. ¿Por qué los e-books siguen siendo tan caros si no hay costos de papel ni de distribución?

-Las editoriales buscan un equilibrio entre el precio que los lectores están dispuestos a pagar por un determinado libro y el precio que, a su vez, permita a la editorial seguir con su actividad, arriesgando, descubriendo, seleccionando autores. Cada editorial sabe dónde se encuentra ese equilibrio, según su organización o estructura. En este momento la mayoría de editores están vendiendo las ediciones digitales a precios que son entre un 30%, 50% más bajos que los de la edición en papel. Ciertamente el libro electrónico no tiene costes de impresión pero la realidad es que dichos costes de impresión son bajos porcentualmente si los comparamos con otros tantos costes que se mantienen en la edición digital: los derechos de autor (que tienden al alza en el digital), los costes de edición, promoción, marketing, distribución comercial, etcétera.

 

Fuente:  Revista Ñ

En abril serán exhumados los restos de Neruda para aclarar su muerte

 

En junio de 2011, la justicia chilena aceptó investigar el caso tras un querella presentada por el Partido Comunista, en base al relato de Manuel Araya, su chofer y asistente personal, que aseguró que el poeta había sido envenenado por agentes de la dictadura.

 

Los restos del poeta y premio Nobel chileno Pablo Neruda, muerto en 1973 a consecuencia de lo que se cree fue el agravamiento de un cáncer, serán exhumados durante los primeros días de abril, para aclarar una denuncia de que fue envenenado, informó este lunes el juez a cargo del proceso. “Para poder darles tiempos (a los peritos nacionales y extranjeros que participarán del operativo) y establecer una fecha aproximada, señalamos los 15 primeros días de abril, no hemos fijado una fecha exacta”, dijo el juez Mario Carroza a periodistas.

El poeta está enterrado desde 1992 en su casa del balneario de Isla Negra, en la costa central chilena, junto a su última esposa Matilde Urrutia. Neruda, miembro del Partido Comunista, murió 12 días después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 que derrocó a su amigo, el mandatario socialista Salvador Allende, e instaló la dictadura de Augusto Pinochet hasta 1990. En una versión que compartía Urrutia y la fundación que administra su obra, Neruda murió víctima de un agravamiento de un cáncer de próstata que padecía. No obstante, en 2011, Manuel Araya, su chofer y asistente personal afirmó que el poeta fue envenenado por agentes de la dictadura.

En junio de 2011, la justicia chilena aceptó investigar el caso tras un querella presentada por el Partido Comunista, en base al relato de Araya. “La convicción (para ordenar la exhumación) está en los antecedentes que obran en el proceso, de los informes que se pidieron, porque también se tenía que ver si era factible la diligencia, y una vez que se tuvo todo eso se tomó la decisión”, explicó el juez Carroza. Araya sostiene que el poeta habría sido envenenado a través de una inyección, cuando se encontraba internado en la Clínica Santa María de Santiago, a días de viajar a México, donde pensaba refugiarse tras la instalación de la dictadura.

La justicia chilena investiga además la muerte en 1982 del ex presidente chileno Eduardo Frei (1964-1970), quien, se determinó que fue envenenado en la misma clínica. Se investigó también la muerte del expresidente Allende, confirmándose la versión oficial sobre su suicido en medio del bombardeo al palacio presidencial durante el golpe de Estado.

Fuente:  Revista Ñ

Biblioteca personal de Mario Benedetti

Ya disponible en Internet la biblioteca personal de Mario Benedetti

 

Se trata de 6 mil volúmenes que el escritor uruguayo donó a la Universidad de Alicante, en España. Además, tiene un canal multimedia.

 

Benedetti

 

La biblioteca personal madrileña de unos 6.000 volúmenes que Mario Benedetti donó a la Universidad de Alicante (este de España) pude ser consultada ya por internet a través del centro de estudios que lleva el nombre del poeta uruguayo (CEMAB). Según la directora del CEMAB, Eva Valero, la nueva página web del centro incorpora, además de este material, un canal multimedia sobre el autor con documentales y material fotográfico.

Dentro de esta biblioteca madrileña donada en 2006 a la Universidad de Alicante, se descubrieron dos poemas manuscritos inéditos, “Miedo y coraje” y “Esperas”, ambos guardados en el interior del libro “Insomnios y duermevelas”, publicado en 2002. En la dirección http://web.ua.es/centrobenedetti/, la nueva web incluye un catálogo “online” con todos los documentos que forman parte de esta biblioteca, con la posibilidad de realizar búsquedas específicas.

La biblioteca se halla físicamente en el CEMAB y cuenta con numerosos libros de importantes escritores de todo el mundo con dedicatorias personales a Benedetti, además de obras del autor uruguayo con anotaciones manuscritas y otros documentos personales.

Una vacante imprevista

Compartimos con ustedes algunos fragmentos, que trataremos en el programa de hoy, de la nota “Ni una gota de magia” de Socorro Estrada, publicada en la Revista Ñ el pasado 26 de Enero.

Ni una gota de magia

J. K. Rowling plantea en su novela, “Una vacante imprevista”, una disputa mezquina y terrenal entre conservadores y liberales y retrata las miserias de un pequeño pueblo inglés.

J K Rowling

J K Rowling

Sin duda, la nueva novela de J. K. Rowling, Una vacante imprevista (en inglés The Casual Vacancy), no es para niños. Con escenas de sexo bastante explícitas, violencia doméstica y mucho consumo de drogas, se aleja bastante del universo de Hogwarts y sus personajes idealistas y luchadores. Pero, aunque toda la promoción indique que se trata de una novela para adultos, sobre el mundo adulto, a medida que se avanza en su lectura se perfila más como una obra centrada en los jóvenes y en su conflicto con la vida de los mayores. Fundamentalmente porque los personajes más interesantes, o los que retrata con más matices, son precisamente adolescentes. Y porque tiene, además, algo de historia aleccionadora, aunque no haya muchos finales felices posibles para la trama que plantea.

En las primeras tres semanas los fans de Rowling compraron más de un millón de ejemplares, y pronto se convirtió –en Inglaterra– en el libro más vendido en menos tiempo de los últimos 3 años.

Ya se cedieron los derechos de publicación de la novela en 43 idiomas y la BBC ya planea convertirla en una serie de televisión que, con la ayuda de la propia Rowling, estará lista en 2014.

Humor hay poco, misterio nada, y –en cambio– abundan los muchos golpes de realidad y costumbrismo en la descripción de la vida y la sociedad de un pequeño pueblo de Inglaterra, con su río, sus pequeñas laderas, su escuela pretenciosa y sus diferencias de clase.

En ese pueblo imaginado por Rowling, que se llama Pagford y queda en el sudoeste de Inglaterra, la muerte de un miembro del concejo parroquial desata una feroz pelea para ocupar el cargo que dejó vacante (de ahí el título) y es clave para resolver un antiguo litigio territorial. La lucha saca a la luz viejos secretos de pueblo chico –algunos de ellos más que imaginables–, muchas miserias humanas y la necesidad de los más jóvenes de cambiar un destino que ya parece preestablecido.

Crítica: El hecho de que creara una historia previsible, con algunos clichés, y donde lejos de plantear una lucha entre el bien y el mal como pasaba en la historia de Potter, estableciera una disputa mucho más mezquina y terrenal entre conservadores y liberales (o conservadores y laboristas, si lo ponemos en términos de la política británica).

Tras el éxito de la saga Harry Potter (las siete entregas han vendido más de 450 millones de copias en el mundo), Rowling se recluyó con la seria intención de escribir “otras cosas” y dicen que hasta especuló con que este libro saliera con un seudónimo para no sentir la presión de los seguidores y la crítica.

Nota completa: Ni una gota de magia

Enrique Anderson Imbert

Enrique Anderson Imbert

Nació el 12 de febrero de 1910 en la Ciudad de Córdoba, Argentina. Falleció en Buenos Aires en el año 2000. Desde los cuatro años de edad vivió en Buenos Aires y desde los ocho en La Plata. A los dieciséis años empezó a publicar ensayos y cuentos en periódicos platenses.

En 1928 se trasladó a Buenos Aires y desde entonces publicó sus cuentos y ensayos en La Nación, Nosotros, Claridad, Sur, etc. En 1931 fue redactor de La Vanguardia y dirigió la página literaria (1931-1939). También en 1931 ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras. Se graduó  de Profesor en Letras en 1940 y obtuvo el doctorado en 1945. En 1943 recibió la beca Guggenheim. En 1965 obtuvo el Master of Arts, Harvard University, EEUU.

Su novela La Vigilia obtuvo el tercer Premio Municipal de Literatura en 1935. En 1937 publicó su primer libro de ensayos: La flecha en el aire y en 1940 su primera colección de cuentos: El mentir de las estrellas. En ese año fue secretario de la Sociedad Argentina de Escritores, presidida por Eduardo Mallea y Jorge Luis Borges.

Inició su carrera como profesor universitario en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo, en 1940 ganó por concurso las cátedras de Literatura Hispanoamericana y Literatura Contemporánea de la Universidad Nacional de Tucumán.

En 1946 publicó tres libros: Ensayos, Ibsen y su tiempo y Las pruebas de caos.

Desde 1947 hasta 1965 ejerció la docencia en el Departamento de Lenguas Románticas de la Universidad de Michigan, Ann Harbor. Asimismo, durante esos años publicó libros –uno de ellos, la monumental Historia de la literatura hispanoamericana-, participó de congresos internacionales, dio conferencias en diferentes universidades norteamericanas, enseñó en Harvard, Princeton, Duke, viajó por Europa y por las cuatro Américas.

En 1965 la Universidad de Harvard creó especialmente para él, la primera cátedra de Literaturas Hispánicas. La ejerció hasta 1980, en cuya fecha se jubiló con el título de “Victor S. Thomas Profesor of Hispanic Literatures, Emeritus”. Durante ese tiempo viajó una vez por año a Argentina para dictar conferencias.

Su obra consta de una treintena de libros. Los de crítica alternan con los de creación: éstos últimos son nueve colecciones de cuentos y tres novelas.

Ha recibido los premios: Municipal de Literatura, en Buenos Aires, 1935. En 1967 la Asociación Americana de Profesores de Español y Portugués por votación de sus socios, lo distinguió como uno de los veinte profesores más influyentes en los últimos cincuenta años. En 1978 recibió la Pluma de Plata del PEN Club Internacional (Centro Argentino). En 1983, Laurel de Plata “a la personalidad del año” (Rotary Club de Buenos Aires) y premio Echeverría en el género narrativa otorgado por Gente de Letras de Buenos Aires. En 1988 el Conbreso de la Asociación Filológica de las Carolinas, en Estados Unidos, le dedicó una sesión especial, honrándolo (Honoreé 1988) “por sus contribuciones a las letras hispanoamericanas como crítico y autor”. La revista Que Hacemos le otorgó el Premio Mecenas 1990 “por su contribución al desarrollo de la cultura”.

Compartimos con ustedes los cuentos que leímos en el programa (y unos más):

Enrique Anderson Imbert (cuentos)

Edgar Allan Poe

 

Edgar Allan Poe

 

Edgar Allan Poe

 

Dos cuentos que leímos:

Edgar Allan Poe – El corazon delator

Edgar Allan Poe – Silencio

 

Y dos poemas:

Edgar Allan Poe – No hace mucho, el autor de estas lineas

Edgar Allan Poe – El lago

 

Recomendamos este Blog en donde pueden encontrar muchos textos de Poe:

El Espejo Gótico

Silvina Ocampo (II)

Compartimos con ustedes “Fidelidad” y “Ocho alas” dos cuentos de Silvina Ocampo que leímos en nuestro programa, de su libro “Los días de la noche” y “Cuentos Completos” respectivamente, más uno extra que no tuvimos tiempo de leer, “La máscara”.

Silvina Ocampo – Fidelidad

Silvina Ocampo – Ocho alas

Silvina Ocampo – La máscara